lunes, 10 de junio de 2013

Mi emigrante favorito

El único caso de emigración que se conoce en mi familia, ocurrió en los años 50 cuando un tío de mi abuela junto con su mujer emigró a Argentina para mejorar sus condiciones de vida, así se lo habían dicho unos conocidos.
Allí se establecieron, consiguieron trabajo y formaron una familia. Allí murieron y aún están sus nietos y otros descendientes.
Todo esto me lo ha contado mi abuela Petri y me dice que ella también fue emigrante durante 13 meses aproximadamente, porque junto con otras amigas marcharon a Suiza para trabajar en un hotel en 1963, el motivo de su marcha fue conseguir trabajo que aquí no tenía, pero regresó pronto porque las condiciones eran muy duras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario